Katy Perry cantante reconocida por canciones como «Teen age dreams, Fire works y Never really over», fue sentenciada debido al plagio que realizó a la canción  «Joyful Noise» un tema de rap cristiano, con su canción Dark horse (2012).

La disputa se dio sobre los USD 41.000.000 de dólares que recaudó Katy por el éxito «Dark Horse» en el 2013, violando los derechos de autor de «Flame» un cantante cristiano que escribió la canción de rap estrenada en el 2009.

Los demandantes alegan que todo este dinero obtenido por la cantante debe ser parte de la indemnización que se espera por el plagio, mientras que los abogados de Perry establecen que esa no fue la verdadera cifra y que las ganancias de «Dark Horse» tan solo sumaron USD 3.200.000, contando USD 800.000 en costos.

El lunes 29 de Julio un jurado dio como veredicto que «Dark horse» sí fue una copia, estableciendo que tanto los compositores como las empresas encargadas de la distribución de la obra eran responsables al igual que Perry, Sarah Hudson y Juicy J quienes hicieron parte de la creación de la letra de la canción.

El mismo jurado declaró que la base rítmica de la canción «Dark horse» es similar a la de «Joyful Noise«, aunque un experto musical declaró:

«los acordes son tan simples como los de una canción de cuna» .

Katy Perry comenzó su camino en la música como cantante cristiana, algo que los demandantes utilizaron como prueba, al establecer que esta pudo haber escuchado la canción durante sus años en la iglesia, plagiandola en Dark horse. «Joyful Noise» cuenta con millones de reproducciones en youtube.

El grupo de jurados que hizo parte del juicio concluyeron que la melodía inicial era lo suficientemente original para ser protegida dentro de los derechos de autor.